Una Mirada a Malpelo y Azores con el Líder de Expediciones de Pristine Seas, Paul Rose

Al crecer en Colombia tuve el privilegio de aprender el arte de cómo bucear. Usé mi snorkel entre los corales de la isla de San Andrés, buceé explorando las aguas de la isla de Providencia, y me convertí en buzo avanzado con uno de mis amigos de la niñez en Barú, cerca de Cartagena.

Pero todavía hay un lugar en el que no he buceado, aunque esté en la costa oeste de mi país de origen. En mi mente siempre ha sido éste la imagen de lo que un mar prístino es. Ese lugar es la isla de Malpelo.

Ahora soy el productor digital y editor de la presencia en línea del proyecto National Geographic Pristine Seas y de su 25ava expedición en Malpelo. El equipo de Pristine Seas se juntó con la Fundación Malpelo de Sandra Bessudo y con los Parques Nacionales de Colombia para llevar a cabo la expedición al Santuario de Fauna y Flora de Malpelo (un Patrimonio Mundial de la UNESCO) para poder estudiar los importantes e intactos ecosistemas marinos de esta área y que hacen parte del corredor del este pacifico del trópico.

Fotografía por Alex Muñoz

Fue en 2008 que el Explorador-Residente de National Geographic, Enric Sala creó el proyecto de impacto conocido como Pristine Seas con la misión de explorar y ayudar a salvar los últimos lugares salvajes del océano. Desde que comenzó, se han llevado a cabo 26 expediciones que han ayudado a crear 18 reservas marinas, y han ayudado a proteger más de 5 millones de kilometros cuadrados de nuestros ecosistemas marinos.

La 25ava expedición de Pristine Seas a Malpelo, la cual terminó en mayo, fue la más completa investigación de esta isla remota hasta la fecha. Se llevo a cabo por un equipo de 17 miembros, liderados por Paul Rose, el vice presidente de la Royal Geographical Society y el líder de expediciones de National Geographic Pristine Seas.

Cortesía de Paul Rose

Paul Rose es un explorador activo, un periodista de televisión y radio (contando con presentaciones y reportajes desde la BBC), un experto en ciencias de campo, y un escritor publicado. Rose también fue el comandante de base de la estación de investigación Rothera en la Antártida, para el British Antarctic Survey por diez años y fue galardonado con la Medalla Polar de Su Realeza la Majestad. Por su trabajo con NASA y el proyecto del lander de Marte en el Monte Érebo en la Antártida, fue galardonado con la Medalla Polar de los Estados Unidos de América. Quizás más notoriamente, hay una montaña con su nombre en la Antártida.

Adicionalmente a su carrera llena de logros, Paul también es un amable, y chistoso hombre británico, con muchas historias por contar que siempre van acompañadas de un buen sentido del humor y con un aire de simpleza.

Pude hablar con Paul via telefónica desde el archipielago de los Azores en Portugal en el cual estaba esperando al resto del equipo de Pristine Seas mientras que estaba, cómo me dijo en un email: “enredado entre la cantidad masiva de emails y llamadas sobre nuestra nave, las otras naves de la Marina Portuguesa, los botes de pesca, muchísimos envíos de equipos de buceo, congeladores de carnadas, planes de comunicación con los medios, y por supuesto, estoy rodeado de un feliz y buen monte de equipo de buceo.

Aquí está una transcripción de la entrevista que conduje con Rose al estarse preparando para su siguiente expedición, la que está llevando en este mismo momento el equipo de Pristine Seas a los Azores. (La entrevista ha sido editada por claridad y brevedad.)

Camilo Garzón: Paul, gracias por hacer que esto fuera posible. Quería preguntar: ¿En dónde creciste?

Paul Rose: Crecí al este de Londres en un lugar llamado Romford. Y es un lugar chistoso porque es un área industrial vieja, lejana a la naturaleza, y a la ciudad de Londres. Romford es un buen centro para todos esos tipos de lugares salvajes, pero al mismo tiempo está muy lejos de los lugares salvajes de verdad, si me hago entender. Crecí en un apartamento pequeño, de lo que se conocería como vivienda de interés social, y cuando cumplí diez no lograba dormir en la habitación, así que decidí mover mi colchón al balcón y dormir allí.

Camilo Garzón: Buscando aventura, siempre.

Paul Rose: O sólo para estar afuera, sólo para estar afuera, sí.

Camilo Garzón: Entiendo que has estado explorando y liderando expediciones antes, y siempre tratando de informar al público de paso. ¿Pero, cómo se convirtió Paul Rose en un explorador?

Paul Rose: Oh sí, buena pregunta. Para mí, esta vida empezó a temprana edad cuando tenía solamente 11 años, y tuve un sentimiento o intuición adentro, bien adentro, de que quería ser un explorador marino de algún tipo. Así que me convertí en buzo desde joven, y conseguí las habilidades necesarias para viajar a través del mundo como un instructor de buceo PADI en 1979. Después me concentré en primordialmente la exploración polar. Y mi vida como explorador de verdad empezó en las regiones polares trabajando en la Antártida para el British Antarctic Survey, y luego en el Ártico. Descubrí una de mis pasiones entonces: el apoyo científico. Me encantaba ver que trabajaba con científicos que tenían hipótesis muy ambiciosas. Y también disfrutaba el desafío de tomar esas ambiciosas hipótesis, esas ideas científicas y ayudar a volverlas reales con barcos, aviones, buzos, submarinos, pilotos, y personas que harían que la idea fuera algo real.

Camilo Garzón: Eso es muy interesante porque de cierto modo Paul, lo que me dices es que están estas hipótesis, estas ideas, u observaciones que investigadores o científicos tienen como punto de partida, pero estás tratando de encontrar un punto medio también, tratando de hacer que estas ideas se puedan ver de forma práctica en el trabajo de campo también.

Paul Rose: Sí, absolutamente, eso me encanta. Sabes, siempre recuerdo ese primer momento en que conocí a estos científicos y me doy cuenta de que siempre necesitan personas como yo. Necesitan primero barcos, capitanes, buzos, escaladores, cocineros, plomeros, electricistas, y conductores de todo tipo. Y siempre hay varios de nosotros siempre asistiendo con apoyo científico, somos como un pequeño ejercito apoyando a estos investigadores. Y me encanta estar al mando de estos equipos, lo encuentro bastante satisfactorio. Y ese mismo lenguaje de convertir una idea de ciencia en algo práctico es la misma habilidad que uso cuando presentó un programa de televisión, o al estar apoyando una iniciativa de National Geographic. Necesito tomar esta idea compleja y traducirla a una forma fácil de entender. Es el mismo proceso de pensamiento que funciona para comunicar estas ideas a los que toman decisiones en los gobiernos del mundo también. Un político o líder puede preguntarse: ¿Por qué debo proteger el océano? ¿Por qué son importantes estos tiburones? ¿Por qué debería importarme un océano limpio? Y puedo tomar estas razones científicas que encontramos nosotros para que estos líderes apoyen una ley que sea limpia, o que ayude a estos tiburones, o establezca áreas marinas protegidas, y se logra al traducir ese lenguaje científico a uno más simple que un político pueda entender. Esa parte de mi trabajo me encanta. La encuentro muy satisfactoria, y llevo haciendo este tipo de expediciones marinas y polares por la mayoría de mi vida.

Fotografía por Manu San FÉLIX

Camilo Garzón: Te llena y está lleno de significado para ti también. También quería aclarar para aquellos que lean esto luego y que no lo sepan: ¿Cómo empezó tu relación con Pristine Seas?

Paul Rose: Conocí al Dr. Enric Sala, quien empezó Pristine Seas, en Londres. Estaba liderando un evento allí para National Geographic llamado el Great Energy Challenge (GEC) todo sobre energía en el Ártico y preguntándonos qué es lo que se debe realmente hacer con el gas y petróleo en el Ártico. ¿Podemos extraerlo? ¿Cómo proteger al Ártico de forma apropiada? Y me quedé en Londres después de esto para ayudar a Pristine Seas con un evento de alto calibre en la Royal Society que Enric había organizado con políticos británicos, miembros del parlamento, líderes de territorios británicos del exterior, y otros para lanzar el Proyecto Pitcairn. El Pitcairn es un territorio del Reino Unido en el Pacífico y Enric había liderado una expedición allí para protegerlo. Y mi trabajo era ayudar con el evento para que los líderes de estos lugares vieran que este lugar valía la pena y que debía ser protegido. Así que ayudé de esta manera, conocí a Enric, y pensé que era un buen hombre. Enric luego se fue a los Estados Unidos y yo seguí con mis proyectos. Unos meses después recibí una llamada en la mitad de la costa irlandesa y era Enric. Recuerdo muy bien que Enric me estaba describiendo una oportunidad, pero por la señal entendí poco de lo que me decía, y aun así acepté sin dudarlo. Enric y yo usualmente bromeamos con esta historia porque el cuenta que yo no lo podía oír del todo, pero aun así decidí aceptar, y que por eso se precia de tenerme en su equipo.

Camilo Garzón: Un hombre afirmativo, sin duda. ¡Muy buena anécdota! Voy a preguntar ahora un par de dudas que tengo sobre la expedición a Malpelo. De lo que he escuchado vieron un tiburón espinoso allí, el primero visto en Malpelo. ¿Estoy en lo correcto?

Paul Rose: Sí, claro que sí, vimos un tiburón espinoso. De hecho, fuimos muy suertudos porque yo estuve en esa inmersión del submarino que lo vio. Parecía que íbamos a terminar encima de él al descender mientras lo alumbrábamos con la luz del submarino. Y cuando lo vimos de cerca nos sorprendimos de que en realidad era un tiburón espinoso. Nadó alrededor de nosotros por unos buenos minutos y fue muy ameno poder ver el primer tiburón de esa especie que ha sido registrado nadando en las aguas de Malpelo.

Camilo Garzón: Eso es buenísimo. Sé que Malpelo fue una expedición única para todo el equipo, ya que el gobierno colombiano ya había protegido ésta área, y luego se declaró como patrimonio mundial de la UNESCO. Pero quería saber, ¿cuáles son algunas de las lecciones o aprendizajes de esta expedición?

Paul Rose: Bueno, sí, la mayor lección para nosotros es que aunque hayamos trabajado en lugares alrededor del mundo, y en diferentes tipos de circunstancias, nunca habíamos trabajado en un lugar que represente tanto la labor de toda una vida, más de 30 años, cómo lo hicimos con Sandra Bessudo y nos fue muy bien. Algo que pensé a menudo es que la mayoría de peces que veíamos no estarían allí si no fuera por Bessudo y su equipo. Lo segundo es que esta área realmente fue de las más prístinas que he conocido. Lo otro fue que aprendimos que el agua allí es bastante activa. Cómo sabes, desde el norte viene la corriente de California, del sur viene la de Humboldt, y cuando llega a Malpelo causa grandes afloramientos. Esos afloramientos son remplazados por corrientes bajas también. Hay movimiento por varios lados, y eso hace que cada inmersión sea diferente. Terminamos haciendo 309 inmersiones en Malpelo, y cada una fue muy bella.

Camilo Garzón: ¡309 inmersiones! Incluso para buzos expertos ese es un número. ¡Especialmente en sólo 10 días!

Paul Rose: ¡Lo es, sí! Hicimos 309 inmersiones buceando. También hicimos 19 inmersiones con submarino, 29 con drop cam y 85 con cámara pelágica. Así que nos fue muy bien. Fue un alto ritmo de trabajo, y considerando las condiciones desafiantes en las que estábamos, salimos muy felices con lo que se hizo allí.

Fotografía por Alex Muñoz

Camilo Garzón: ¡Impresionante!

Paul Rose: Sí, realmente lo es (risas).

Camilo Garzón: Los números solos son muy buenos. Yo estoy es aquí imaginándome los niveles de nitrógeno o nitrox, o lo que sea que estuviesen usando ustedes, y como manejaron el efecto en sus cerebros después de tantas inmersiones y me hace sentir como un novato.

Paul Rose: Realmente sí usamos un sistema mixto de respiradores (risas) y los números fueron muy buenos. Otra de las cosas buenas es que teníamos un gran equipo que también trabajó de cerca con Bessudo y el suyo. Fue un proyecto estupendo.

Camilo Garzón: Una última pregunta antes de que te deje ir Paul: ¿Qué esperas de esta nueva expedición a los Azores? Sé que dijiste que estás ocupado esperando a los otros miembros del equipo mientras que llegan, pero ¿qué añoras que pase en la 26ava expedición de Pristine Seas?

Paul Rose: Realmente, sí, estamos emocionados aquí en Azores porque tenemos una nave de la Marina Portuguesa que está trabajando ya con nosotros haciendo un análisis de los montes submarinos alrededor de nosotros coleccionando datos, y luego veremos cómo posicionar nuestro trabajo apropiadamente. Vamos a estar etiquetando atún y cañabotas, que son increíbles. Estaremos viendo las columnas de agua que están encima de los montes submarinos. Haremos una investigación completa de la biología marina que vive en la orilla cercana del oeste de Azores. Y finalmente pondremos toda esta información en un paquete completo de ciencia y medios para que el gobierno portugués pueda tomar una decisión informada sobre las áreas marinas por proteger. Así que se vienen unas buenas tres semanas para nosotros.

Camilo Garzón: Eso es muy emocionante y espero con ansias los resultados.

Paul Rose: Sí, muy bueno. ¡Deberás venir y bucear con nosotros algún día!

This slideshow requires JavaScript.

Changing Planet

, , , , , , ,

Camilo is a digital editor, multimedia producer, and staff writer at the National Geographic Society. He is often writing about our human journey, our changing planet, our wildlife, and the Explorers that are helping us reach a planet in balance. Some of the topics that he is interested in often appear in his pieces, such as: exploration, science, humanitarian aid, social justice, human rights, conservation, international affairs, international education, teaching, comparative literature, music, art, semiotics, philosophy, and religions.